Txt_44. Vida bajo 4 kilómetros de hielo en el lago Vostok

Un equipo internacional de científicos ha hallado más de 3.500 formas de vida en el lago Vostok, una reserva de agua subterránea de la Antártida que ha estado aislada de la atmósfera terrestre durante 15 millones de años. Los expertos han indicado que este descubrimiento revela la existencia de un complejo ecosistema en la zona, “más allá de lo que se podría haber esperado”.

“Los límites de lo que es habitable y lo que no están cambiando”, ha señalado el autor principal del trabajo, que ha sido publicado en la revista PLOS ONE, Scott Rogers. “Se ha encontrado una complejidad mucho mayor de lo que nadie había pensado y demuestra la tenacidad de la vida, y cómo los organismos pueden sobrevivir en lugares donde hace un par de docenas de años, se pensaba que no podrían sobrevivir”, ha apuntado.

Así, el científico ha indicado que, cuando empezó esta investigación con la perforación de la capa de hielo que cubría el lago (de 4 kilómetros de grosor) los investigadores creían que se trataba de uno de los lugares más hostiles del planeta para albergar formas de vida. De hecho, en un principio Rogers cree que el agua puede haber sido completamente estéril.

La capa de hielo bloquea completamente la luz del sol y crea una enorme presión sobre el líquido. También se encuentra, literalmente, en el lugar más frío de la Tierra: se ha registrado en la zona la temperatura más baja del mundo -89.2ºC.

Pero, después de realizar pruebas de ADN y ARN en el agua fueron detectadas miles de formas de vida microscópicas, entre las que predominan las bacterias.

Especies habituales en los lagos

En cuanto a las especies halladas, Rogers ha indicado que muchos esperaban que si se encontraba cualquier forma de vida en el lago, estarían adaptadas a las duras condiciones ambientales y, tal vez, serían completamente diferentes a las actuales como resultado de haber estado protegidas de la evolución de la vida.

Sin embargo, el científico ha explicado que “muchas de las especies secuenciadas son lo que se espera encontrar en un lago”. “La mayoría de los organismos parecen ser acuáticos (de agua dulce), y muchos de ellos son especies que normalmente viven en los sedimentos del océano o un lago”, ha indicado.

El equipo de Rogers cree que la normalidad de los organismos descubiertos se debe al hecho de que se quedaron allí como un “legado” de la Antártida cuando esta tenía un clima templado hace 35 millones de años, en lugar de como resultado de la evolución en el interior del lago.

De hecho, algunos de los organismos que se encuentran en el lago Vostok existen comúnmente en ambientes oceánicos (en los sistemas digestivos de peces y crustáceos), lo que sugiere que Vostok estuvo conectado a un cuerpo más grande de agua salada.

Rogers no excluye la posibilidad de descubrimientos sorprendentes. “Es un proyecto muy difícil y cuanto más se estudia, más se quiere saber. Cada día se está descubriendo algo nuevo y eso lleva a más preguntas por responder”, ha concluido.

FUENTE: elmundo.es

PREGUNTAS DE COMPRENSIÓN

  1. ¿Qué tiene de peculiar el lago Vostok?
  2. ¿Qué relevancia tiene el descubrimiento de vida en el lago Vostok?
  3. ¿Qué tipo de vida se ha encontrado en el lago?
  4. ¿A qué se debe la existencia de este tipo de vida?

Noticia en Antena 3 (14/07/2013):

Semejanzas entre las condiciones del Lago Vostok y el satélite de Júpiter, Europa.

Europa es uno de los cuatro satélites galineanos de Júpiter. Con un tamaño algo menor que el de nuestra Luna, es más pequeño que Ganímedes, Calisto e Ío, los otros tres satélites jovianos que descubrió Galileo Galilei una noche de enero del año 1610.

Siendo el segundo más cercano a Júpiter, Europa es un satélite curioso:  presenta una superficie prácticamente lisa, con pocas elevaciones que superen unos centenares de metros. Con un elevado albedo, se muestra muy clara y brillante, estando recorrida por múltiples vetas oscuras en distintas direcciones. Muy pocos cráteres (tan solo tres superan los 5 km de diámetro) y una tenue atmósfera de oxígeno (probablemente de origen no biológico) terminan de asemejar a Europa con una verdadera bola de billar espacial.

Desde hace años se piensa que estas características se deben a que la superficie de Europa está cubierta por un océano helado, lo que explicaría su escaso relieve y su elevado albedo. También desde hace mucho tiempo se ha especulado con la posibilidad de que bajo esa capa de hielo se encuentre un océano líquido calentado principalmente por las fuerzas de marea causadas por su cercanía a Júpiter. Esta posibilidad fue explotada por Arthur C. Clarke en su novela “2010: Odisea dos”, en 1982.

Posteriormente, otros datos han venido a reafirmar la idea del océano líquido bajo la superficie helada de Europa, principalmente los aportados por el telescopio espacial Hubble en la década de los noventa del pasado siglo y la misión Galileo (1989 – 2003) compuesta por una sonda que penetró 200 km en la atmósfera de Júpiter y un orbitador que estudió las lunas y los anillos jovianos. Hoy sabemos que Europa presenta un campo magnético que interacciona con el de Júpiter, así como evidencias de un material conductor bajo la superficie helada. Esto, junto con el estudio con gran detalle del relieve de la superficie, sugieren la presencia de un océano líquido de agua salada que puede alcanzar los 90 km de profundidad. Las vetas oscuras, así como otras manchas y accidentes presentes en la superficie, parecen representar afloramientos ocasionales del agua líquida subyacente.

Lógicamente, desde los primeros indicios de la existencia de un océano líquido se ha especulado con la existencia de vida en el océano de Europa. Sin embargo, un océano puede significar más un infierno helado que un paraíso tropical, sobre todo si se encuentra a 750 millones de kilómetros del Sol y bajo 10 km de hielo. En esas condiciones, la temperatura del agua, la elevada presión,  la ausencia de luz  y los niveles de oxígeno pueden ser tan poco atractivos para la vida como el interior de un volcán en erupción.

A pesar de ello, a lo largo de los años también se han ido recopilando evidencias que aumentan la probabilidad de que pueda existir vida en un medio tan hostil: el descubrimiento de organismos que habitan en las profundidades marinas de la Tierra al calor de las fumarolas volcánicas, la posible penetración del oxígeno atmosférico a través de la capa de hielo hasta alcanzar el agua líquida y otros descubrimientos, han ido alimentando la candidatura de Europa como la más sólida para buscar indicios de vida extraterrestre.

FUENTE: Lacienciaysusdemonios.com

PREGUNTAS DE COMPRENSIÓN

  1. ¿Qué tiene de peculiar el satélite de Júpiter, Europa?
  2. ¿A qué se debe que la superficie de Europa sea tan lisa?
  3. ¿Qué indicios nos hace pensar que Europa tiene un océano de agua salada bajo su superficie?

CRUCIGRAMA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s